¿Qué debo tener en cuenta para apostar por Internet?

Nunca había sido tan fácil colocar una apuesta a través de internet y precisamente por eso es que hay que andar con cuidado. Presta mucha atención a las recomendaciones que te daremos a continuación y así posiblemente evitarás llevarte sorpresas desagradables a final de mes. Apostar es divertido, pero en un abrir y cerrar de ojos puede dejar de serlo.

Considera siempre que no se trata simplemente de un juego, tienes una identidad digital y lo que hagas a través de la red puede tener repercusiones en tu vida real. Hablo tanto de si ganas un millón de euros en línea, como de si lo pierdes. Ambas son posibilidades matemáticas abiertas.

  1. George Orwell temblaría si supiera lo que hace el fisco

Curiosamente el ‘gran hermano’ del que nos habló Orwell no llegó en el celofán del fascismo que nos habríamos imaginado. Sin embargo, la internet que debía liberarnos de alguna manera facilitó las cosas para que el fisco lo sepa todo de todo el mundo. Así que cada apuesta que hagas y genere ganancia será reportada automáticamente a Hacienda y no hay forma de evitarlo.

  1. El VPN es una opción, pero no es infalible

Operar más allá de las fronteras de nuestro territorio puede ser una idea interesante, sin embargo, tarde o temprano vamos a terminar siendo identificados. Una opción es elegir un casino que esté más allá de las fronteras nacionales por ejemplo al que accedamos usando un servicio de VPN, no obstante, en el largo plazo, es una opción insostenible.

  1. Además del fisco están los hackers

Yo no me arriesgaría a utilizar la computadora de un cyber. Si bien es cierto que no es precisamente “The Matrix”, hay muchas organizaciones delictivas especializadas en la captura de datos informáticos y las computadoras de uso público son el portador favorito de spyware y malware. La opción más segura para operar siempre será el teléfono personal.

  1. Sopesa las ventajas que tiene cada operador

Algunos operadores como Bet365 se especializan en las apuestas deportivas, sin embargo, si lo tuyo son las máquinas tragaperras probablemente querrás explorar otras opciones. Descubrir nuestro perfil como jugador puede ser muy divertido y llevarnos a la deriva por horas y horas de diversión. Aprovecha los bonos de bienvenida al máximo.

  1. Apostar no es una profesión

La idea aquí es divertirse y quizás ganar algunos euros. Es cierto que algunos casos excepcionales se convierten en millonarios, sin embargo, si nos obsesionamos con la idea es probable que terminemos dejando la quincena en las apuestas y que incluso, comprometamos nuestra calidad de vida.

  1. Dale una oportunidad a las APPS

Recientemente descubrí que se podían ver retransmisiones de juegos muy importantes a través de algunas APPS de apuestas. Me impresionó muchísimo, no sólo por la calidad con la que se veía el juego, sino porque el consumo de datos y de batería del teléfono eran mínimos. Aquí definitivamente creo que está el futuro del mercado.